Uñas Sanas y Decoradas con Semipermanente

Esto es un hecho, hormiguitas mías: se puede tener las uñas sanas y decoradas con semipermanente al mismo tiempo.

Es una pena que muchas hayamos descartado más de una vez hacernos este tipo de manicuras por miedo a maltratar nuestras uñas, pero con cuidado y haciendo las cosas bien, como debe de ser, es una bendición. ¡Os cuento más!

UÑAS SANAS Y DECORADAS CON SEMIPERMANENTE

Uñas Sanas y Decoradas con Semipermanente de gelaze o china glaze en tono negro o morado muy oscuro con puntos rosas metalicos

ERROR DEL PROFESIONAL

Hay que saber que, cuando nos hacemos la semipermanente, es normal pulir un poquito la uña. A veces tenemos alguna capa levantada o estrías en la propia placa ungueal y debemos alisarla para que el resultado sea el esperado.

Bien. Pero cuando digo “pulir un poquito la uña” es, aunque a algunas os sorprenda, “pulir UN POQUITO la uña”. He visto verdaderos desastres de manicuras que, si bien el acabado final da el pego y es súper bonito para la foto, luego no dura lo que debería y las manos de la clienta se resienten. Y no es hablar por hablar, chicas, en mis propias carnes he podido comprobar que las uñas extremadamente finas duelen, y mucho.

Si salís del centro de belleza con las uñas –bueno, con la piel que está debajo– sensible, algo dolorida, quizá es que se han pasado puliéndolas. Otro truco para saberlo es que, si la lámpara LED/UV os dio sensación de quemazón fuerte, es muy probable que tengáis una placa ungueal muy fina. En ambos casos os recomiendo que, o bien cambiéis de centro de estética, o bien habléis con vuestra esteticista para que tenga más cuidado la próxima vez. Y, eso sí, desde el momento en que lo detectáis, sería perfecto que cuidéis a tope vuestras uñas (al final del post os cuento más sobre esto).

la semipermanente o el esmaltado permanente no dana las unas o las estropea con capas

ERROR DEL CLIENTE

Se oye mucho eso de que “me jodestropearon las uñas”, y puede que en ocasiones sea cierto, como os comentaba antes. Pero la gran mayoría de estos casos no existirían sin que el cliente haya metido mano en este trabajo. Y es que el trabajo de una semipermanente va desde que se aplica, hasta que se retira, chicas. De principio a fin. Por eso es importante volver al centro de belleza a que nos retiren correctamente la semipermanente si es que no queremos hacérnoslas más. También podemos retirarla en casa si tenemos los productos adecuados (lima, removedor, empujacutículas). Pero en fin, en cualquier caso, lo básico es NO ARRANCAR EL ESMALTE.

¡Ay, es un error tan común! Yo también caí en esto hace muchos, muchos años. Quité la manicura como si fuera un esmalte normal, rascando por una esquina y tirando. Fue divertido, sí, pero tardé un año en recuperar mis uñas naturales porque eran como papel de fumar. Un verdadero desastre.

Así que, haciendo las cosas bien, tanto por parte de un lado como del otro, tendremos uñas sanas para rato, ¡incluso conseguiremos dejárnoslas más largas de lo habitual y darles forma, como yo he hecho! 🙂

 

beneficios o pros y contras de usar semipermanente en las unas o manicuras con esmaltes o esmaltado permanente de gelaze de china glaze

Para ilustrar esto he decidido vestir mis uñas con Evening Seduction de los Gelaze de China Glaze, una de las mejores líneas que conozco de esmaltado semipermanente. Y la decoración es súper sencilla como veis, solo lleva un puntito por uña (lo podéis hacer con la cabeza de un alfiler o con una horquilla para el pelo) con el tono The Pink Bang! , un rosa metálico precioso de Essence que rescaté para la ocasión. El resultado es súper chic, ¡a mí me encanta!

Por último, os quiero recomendar el siguiente post para cuidar a la perfección vuestras uñas, sea cual sea vuestra situación, aunque con más importancia aun si estáis en proceso de curación de uñas débiles y a capas. Notaréis la diferencia, seguro. Podéis llegar a él haciendo clic en la imagen:

¡Es todo por hoy, hormiguitas! ¡Nos vemos en Instagram!

 

 

Únete a la colonia y recibe contenido exclusivo para mis Hormiguitas VIP

Recibirás newsletters especiales pensadas para ti, claves para las descargas, contenido exclusivo que no verá la luz en el blog ¡y además estarás en contacto directo conmigo para cualquier duda que te surja!


(Y tranquila, te mantendré a salvo, a mí tampoco me gusta el spam :D )

You have Successfully Subscribed!

Esmaltofílica de corazón, ¡corre laca de uñas por mis venas!

10 commentarios

  1. Istarh
    22 febrero, 2018

    Me encanta, lo de menos es más es totalmente aplicable a esta manicura 😉 Super sencilla y resultona.

    Todavía recuerdo el dolor de mi primera manicura con uñas de gel al meter la mano en la lámpara :S La chica del centro de estética me dijo que era totalmente normal, nunca se me ocurrió pensar que era porque me dejaban la uña muy delgada 🙁 Cada vez que iba a hacerme el relleno iba sufriendo por el dolor que me suponía meter la mano en la lámpara y cuando me las quitaron definitivamente… eran papel de fumar…

    ¡Besos!

    Responder
    1. Nataliciosa.com
      25 febrero, 2018

      Claro, la cuestión aquí es que “común” no es lo mismo que “normal”, es decir, que pase habitualmente no quiere decir que sea algo que haya de pasar sí o sí. Un poco de calor es verdad que, si la lámpara es UV, se nota. Pero la molestia es otra cosa y es síntoma de que algo no va bien. Cuando estás en proceso de recuperación de unas uñas dañadas no queda otra que pasar por ese trámite, en esta situación una es consciente de que entonces tiene las uñas muy finas pero que irán mejorando con el tiempo. Ahí no pasa nada, o al menos yo por eso no me quejo. Lo que sí me molesta es que me hagan pensar que debo sufrir esto siempre, en cualquier caso, para llevar una manicura duradera. ¡Qué rabia, oye!

      Besinos

      Responder
  2. Julia
    23 febrero, 2018

    Una manicura preciosa.
    Yo el esmaltado semipermanete solo me lo hice una vez, porque la chica del centro de estética me lo regaló para probarlo. No me gustó como me lo hizo, porque en alguna uña me dejó esmalte encima de la cutícula. Me duraron una semana (reconozco que arranqué el esmalte de la cutícula) y después me las arranqué a lo bestia. Primero probé a limarlas y poner un algodón con acetona pura y papel de aluminio y dejar reposar. Pero como no resultó… Tuve bastante suerte, no me quedaron demasiado mal y las recuperé en pocas semanas. Si me lo vuelvo a hacer, será en otro centro. ¿Cobran mucho por quitarlas?
    Un beso, guapa 🙂

    Responder
    1. Nataliciosa.com
      25 febrero, 2018

      Entiendo, al dejarte la piel con esmalte queda como una pestaña, un “abrefácil” que efectivamente hace que la uña se levante en cuestión de horas o días. Sobre el precio, siempre será más barato que ponerlas, pero no te puedo decir precios porque la propia puesta de uñas varía muchísimo entre ciudades ¡e incluso entre barrios!
      Un beso, ¡gracias por pasarte!

      Responder
  3. The Magic's World
    24 febrero, 2018

    Son unos consejos de 10! Yo me las he hecho en dos centros y en los dos limaron suuuuper poco y de hecho super bien porque ninguna molestia. De normal me las hago yo con lo que simplemente le doy un toque con una lima de estas que son como una esponja porque no quería dañarla. Después de tu post veo que no estaba mal encaminada 🙂
    Miauuuuuubesitos guapa!

    Responder
    1. Nataliciosa.com
      25 febrero, 2018

      ¡Oye, pues ibas genial, claro que sí! A seguir así de bien. Qué suerte con esos centros a los que habías ido, la verdad es que a veces cuesta dar con buenos profesionales y es algo que me da especial rabia…
      Un besín

      Responder
  4. Noelia Cano Gómez
    1 marzo, 2018

    Me ha encantado que dejes los dos enfoques, qué post tan completo.
    Y por cierto, la manicura no podría ser más sencilla y bonita a un tiempo, me encanta.
    ¡Un besito!

    Responder
    1. Nataliciosa.com
      7 marzo, 2018

      ¡A veces es verdad eso de “menos es más”!
      Me alegra que te haya gustado el post, hay mucho desconocimiento y creo que es hora de ir destapando mitos… 🙂 Besinos

      Responder
  5. Diana
    2 marzo, 2018

    Parecen cosas de cajón pero mucha gente aun cae en el error, así que fantástica entrada.
    ¡Un besote!

    Responder
    1. Nataliciosa.com
      7 marzo, 2018

      A ver si poco a poco vamos abriendo los ojos, tanto las de un lado como las del otro, que todas tenemos mucho que aprender 🙂
      Besinos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba