Tutorial – Cómo hacer una Manicura de Flores Vintage

     ¿No es ideal para este verano? Ya tenía ganas de vérmelo en las uñas y, aunque reconozco que en mis manos no encaja tanta elegancia, es un estampado precioso que sigue pegando fuerte en vestiditos y camisas (y sofás y colchas, añado yo jajaja)
     Vamos a ver qué productos tenéis que tener listos para hacer esta manicura:

Rojo (285 – Kiko) ; Verde (297 – Kiko) ; Rosa (360 – Kiko) ; Turquesa (For Audrey – China Glaze).
La dotting tool se puede sustituir por la goma de un lápiz u otra cosa que sirva para hacer puntos gruesos.
¿Vamos con el paso a paso? No tiene pérdida pero ya sabéis, nunca sobra la explicación 🙂

  1. Aplicamos una o dos capas del esmalte turquesa y las dejamos secar.
  2. Con la dotting tool pintamos puntos gruesos usando el esmalte rosa. Da igual el orden; y el tamaño no ha de ser exactamente igual entre unos y otros.
  3. Con un palillo impregnado en el esmalte rojo, vamos dibujando paréntesis temblorosos (jaja) ¡ésa es la clave! Podemos tener el peor pulso del mundo y quedarán perfectas 🙂
  4. Con otro palillo, ésta vez impregnado en esmalte verde, trazamos dos o tres triángulos en los bordes de las rosas: serán las hojas. ¡Y ya está!
     ¿Era fácil o no? Además es muy versátil, podéis cambiar el color de las flores y/o el color del fondo a vuestro gusto. Una combinación que he visto y que me pareció muy bonita (posiblemente la pruebe y os la enseñe por aquí) es utilizar un esmalte base ocre claro, y sobre él las flores en naranja y dorado, a mí esta mezcla sí que me parece retro como ninguna 🙂

     Como veis en mis fotos, yo tracé tres líneas blancas en una de las uñas, por variar un poco. Esto puede hacerse también con un palillo, con un pincel, o con el propio aplicador que incorpora el esmalte, como he hecho yo con el mío que es el 203 de Kiko (especial para hacer la manicura francesa). Acordaos siempre de aplicar un buen top coat para proteger el diseño ¡y que dure mucho más tiempo en vuestras uñas!