Trucos para pintarse las uñas con pintura acrílica

He creado este mini-tutorial para ayudar a todo el que esté empezando a pintarse las uñas con pintura acrílica. Esto es todo lo que yo, a día de hoy, puedo aportar sobre esta técnica, así que espero que en vuestros comentarios compartáis con nosotros cuál es vuestra técnica o truco para utilizar mejor este material y disfrutar más de realizar manicuras así :)Muchos me preguntáis que si vale cualquier pintura acrílica o tiene que ser específica para uñas. Sé que en el mercado “uñil” ya han sacado botecitos de este tipo de pintura etiquetada como “especial para manicura” pero la de manualidades, la que todo el mundo tuvo en casa en algún momento de su infancia, vale perfectamente. De hecho, esa, la más cutre y fácil de encontrar, es la que yo uso jajaja.Para empezar a colorearnos las uñas con estas pinturas lo primero es diluirla en un poquito de agua, esto hará que no sea tan pastosa y que deje menos rayas indeseadas al trazar nuestros dibujos (sobre todo en superficies grandes y que queremos que queden lisas, esto es importante). He leído que hay gente que compra pinturas que son lo bastante ligeras, ya diluidas, así que este paso se saltaría lógicamente. Hay que tener en cuenta que no hace falta que queden como acuarelas, porque no siempre nos interesa un acabado traslúcido. Y la marca ha de ser la que mejor nos vaya económicamente, pues es válida casi cualquier calidad de las que encontramos en tiendas de manualidades, bazares, etc. Personalmente recomendaría hacer más hincapié en la calidad de la herramienta (pinceles) que en las propias pinturas, aunque, evidentemente, toda mejora es buena.

Ahora os quiero enseñar un truquito muy sencillo que a algunas ya os comenté, algo que a mí me está yendo muy bien, tanto, que no concibo hacerme manicuras complicadas únicamente con esmalte. ¡Esto es un vicio!

Imagen

  1. Antes de dibujar nada necesitamos cubrir la uña con un esmalte base para protegerla, y si se quiere, aplicamos también un esmalte de color. También está bien la combinación: base transparente + dibujo en pintura acrílica directamente. Al gusto.
  2. Una vez secas las capas anteriores procedemos a hacer con las pinturas el diseño que nos apetezca. Puede que nos equivoquemos, como yo en este caso. Podemos corregir nuestro error con un bastoncillo para los oídos humedecido en agua, y frotando justo en el detalle que queremos cambiar.
  3. Por fin realizamos el dibujo bien, y lo dejamos secar.Imagen
  4. En cuanto seque nuestro dibujo ya podemos aplicar una capa de top coat para hacer más larga la duración del diseño y aportarle además el brillo que le dará un mejor acabado.
  5. El paso anterior también sirve para fijar el dibujo que hemos hecho hasta ahora, dándonos pie a experimentar con otros posibles dibujos encima de nuestra uña, de manera que si las nuevas aportaciones no nos convencen, podemos eliminarlas de nuevo con el bastoncillo y agua, o directamente con un algodón de los que utilizamos para desmaquillarnos.
  6. Finalmente tendremos nuestro dibujo terminado y listo para lucirlo. ¿No es una gozada?

Con pinturas acrílicas he hecho mis últimas manicuras Disney, como ésta de Cenicienta o esta de Alicia en el País de las Maravillas, pero son sólo simples ejemplos. Con práctica, paciencia y unos buenos materiales puedes currarte verdaderas obras de arte, ¿te animas?

Esto ha sido todo… ¡de momento! ¡Espero que os sirva :)!