Oro rosa y Plata – Ideas de manicuras para bodas

Creo que se me nota que tengo boda a la vista, y es que me parece un tema interesante para tratar en esto de las manicuras. Después de tener elegido vestido y complementos, uñas y peinado son el paso siguiente. Si bien yo de peluquería no tengo nada más allá que un máster en Pinterest (¡jaja!), creo que en esto del nail art puedo ofrecer algo de ayuda.

Si os parece echamos un vistazo a esta manicura, que es muy sencilla pero fiestera, ¡y fácil de hacer, eso siempre!

Oro rosa y Plata – Ideas de manicuras para bodas ❤︎

Oro rosa y plata ideas de manicuras para bodas civiles o religiosas

 

Tenía ganas de preparar una manicura metálica a pesar de que este tipo de acabados son de los que más me cuesta ver en mis uñas. Por lo general suelen verse las rayitas del trazo del pincel y, claro, yo que soy fan de los esmaltes cremosos y lisos, ¡imagináos!

Pero, sea como sea, entre mi colección todavía tenía dos tesoros sin lucir por aquí y eso hay que solucionarlo rápidamente: os presento hoy los Metal Effect de Deborah Milano 😉

 

manicura de boda civil o manicura para madrinas de boda de dia o de noche

 

 

Cómo conseguir esta manicura de fiesta

  1. Siempre, siempre, siempre, lo primero es preparar nuestras uñas. Para ello yo desmaquillo bien, limo el borde libre, empujo cutículas…
  2. Tenemos que proteger las uñas y además, alisarlas un poquito si tenemos la base estriada. Un esmalte base que recomiendo mucho es la Base Blanqueadora con vitamina E de Deborah Milano
  3. Pincelamos el color principal con cuidado de no tocar las cutículas y rematando siempre el borde libre (el extremo de la uña). Yo utilicé el tono 03 de los Metal Effect de Deborah Milano, que está a medio camino entre oro rosa y cobre, es una locura de tono ❤︎
  4. Mientras seca podemos elegir el diseño que queremos para nuestras uñas. Yo elegí un patrón regular de la placa BM-XL158 de la colección Around The World 2 de Bundle Monster (la de Tailandia)
  5. Estampamos en un par de uñas (en mi caso en tres, pulgar, corazón y anular) con otro esmalte metálico, como el tono 02 de los Metal Effect de Deborah Milano
  6. Y una vez que esté seco todito todo, protegemos y damos brillo. Para ello utilicé el top coat Brillo Gel de Masglo que se está convirtiendo –ganado a pulso– ¡en un inseparable!

 

 

De que color pintarme las unas para una boda nail art facil con bundle monster

 

Sencilla y elegante ❤︎

Como veis la manicura es muy sencilla de hacer. El efecto es bonito a la vista, las uñas se ven metalizadas pero no es un efecto cantoso o inadecuado (tranquilas, no eclipsaréis a la novia si elegís una manicura así).  Además, el detalle de la decoración es sutil, con lo cual incluso para las que todavía no se atreven a llevar un buen nail art de libro pueden lucir uñas como joyas sin cruzar esa peligrosa línea 😛

 

¡Y un extra! Lo bonito de esta manicura, en realidad, es que te agarren la mano para querer verlas mejor, ¡probadlo! Con este tipo de manicuras con colores que hacen poco contraste, la mano se ve arreglada y bonita, pero no se aprecia el diseño si no se miran al detalle. Así que, muy relacionado con esto y la buena presencia de las manos, recordad siempre un punto importante:

¡Llevad aceite para cutículas y crema de manos en el bolso jajaja! 😉

 

 

Por mi parte es todo por hoy, hormiguitas, salvo por la pregunta que me da vueltas por dentro:

 

¿Qué tono de esmalte no llevarías jamás de los jamases a una boda?



  • María Fernández Palomares

    Pues mira, no se me había ocurrido ni por lo más remoto juntar estos esmaltes así. La verdad es que queda bonita. Me encanta la idea de que tengan que cogerte la mano para ver bien el diseño que has hecho, hay que presumir un poco de esto del nail art que aún hay quien no lo conoce jajaja
    Y en cuanto a lo del color, yo es que pa las bodas siempre he ido de negro o colores oscuros. Tan sólo en una ocasión fui de rosa empolvado…. creo que no iría de naranjas o amarillos, eso incluye desde vestuario hasta maquillaje y manicura.
    Un besi cari!

    • ¡Me gusta! Naranjas y amarillos… a mí también se me pasan de cañeros para una boda, quizá poco elegantes para esas ocasiones, ¡cierto!
      Lo de que te cojan la mano es todo un subidón para las que estamos en esto, ya me entiendes jajaja

      ¡Un beso lindura, gracias por pasarte y comentar!

  • Istarh

    ¡Qué fina te ha quedado! 🙂 Yo tampoco termino de verme con colores metalizados, especialmente si son claros… (me da sensación de que voy de “madre”) y eso que tengo unos cuantos XD

    ¡Besos!

    • ¡Uy! Para mí es exactamente igual, me da sensación de ponerme años encima, ¡al menos a mis manos jaja! Cuánto daño nos han hecho los esmaltes perlados… 😉

      ¡Un achuchón!

  • LA CAJITA DE DIANA

    Yo creo que no me aplicaría amarillo jajaja. A no ser que sea amarillo con glitter. Hermoso diseño.

    • Amarillo con glitter… bueno, tendría que verlo en conjunto, pero en principio es verdad que es un color que asusta un pelín para esas ocasiones, ¿verdad?

      ¡Muchas gracias por pasarte y comentar, corazón!
      Un achuchón 🙂