Maquillaje Violeta para el Reto 16 Looks


Como llega el fin de semana y apetece sacar las sombras más vivas para marcarse unos ojazos fiesteros, hoy aprovecho y os enseño mi propuesta de look violeta del mes de septiembre.
Maquillaje Violeta para el Reto 16 Looks

Personalmente me parece un maquillaje perfecto para diario, vamos, yo me lo he puesto en repetidas ocasiones (si no éste, uno del mismo estilo) y tan feliz. Pero me consta que muchas de vosotras no os atrevéis con el morado para el día a día, que lo tenemos vinculado al “violeta-puñetazo” y que esa sombra es la más nueva de toda la paleta porque es sólo para ocasiones especiales ¿verdad que sí?

Para demostrar que el violeta no siempre tiene que ir acompañado de un ahumado oscuro, os he preparado este maquillaje hecho con una sombra muy especial: Ransom, de Urban Decay. Según qué luz le dé, se intensifica más o menos. Por eso realicé también una fotografía con luz natural, para que veáis qué cambio. En realidad me cuesta mucho sacar buenas imágenes con esta sombra, es de las difíciles de captar, y más aun con luz artificial que ya sabéis que suele “comerse” los colores. Aun así espero que os hagáis a la idea con las fotografías de hoy 🙂

Maquillaje Violeta

El “truco” está en ir degradando este morado conforme subimos hacia el hueso de la ceja. Yo apliqué de primeras una sombra negra (Zero) en la uve externa, y después la cubrí con mi sombra rosa favorita, Fishnet, difuminando ambas hacia arriba. Además de esto, el look lleva un par de marrones neutros, de la paleta de 88 Colores de Coastal Scent, de modo que aliviasen el corte entre este rosa y el tono de la piel del hueso de la ceja.
Para el lagrimal utilicé Scratch, una sombra que me encanta por lo versátil que es.

Imagen

Al final delineé las pestañas superiores con eyeliner líquido de Kiko, apliqué máscara de pestañas (Bottega Verde) y cubrí la línea de agua inferior con el lápiz de ojos nº 102 de Kiko, rosa claro muy frost (escarchado), que creo que es lo que este maquillaje pedía con esos tonos ¿no os parece? El resultado es un look muy favorecedor tanto para ojos marrones como verdes, que agranda la mirada y la hace más atractiva… ¡y sin efecto-puñetazo! ¡Viva! 😀

¿Os atreveréis con ello? ¡A mí me encantaría ver vuestras versiones!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *