Manicura inspirada en Mary Poppins – Reto Disney Classics

Con un poco de azúcar os enseño la manicura de Mary Poppins que he hecho para el reto Disney ¿queréis verla? Pues antes… curiosidades 🙂

  • Se estrenó en 1964, y se llevó cinco Óscars (a la mejor actriz por Julie Andrews, al mejor montaje, a la mejor banda sonora, a la mejor canción original por Chim Chim Cher-ee y a los efectos especiales), y además fue nominada a otros ocho más. ¡Todo un éxito!
  • Está basada en una serie de libros de P.L. Travers, quien quiso quitar la secuencia de dibujos animados de la película. Walt Disney se negó a eliminarla.
  • El actor que hacía de Michael Banks (el niño) murió a los 21 años de hepatitis, supuestamente por consumir carne en mal estado en un viaje a la India.
  • La película fue rodada enteramente en interiores.
  • Mary Poppins y la señora Banks (la mamá de los críos) nunca hablan la una con la otra ¡en toda la película!
  • Existe un error de montaje en la película, se puede ver en el vídeo que os pongo a continuación, a partir del minuto 2:00. Mary coloca los cuadros de la pared con un chasquido de sus dedos y, al rato, en 2:19, vuelven a estar descolocados a su espalda. ¡Son más revoltosos que los propios niños, eh! 🙂

Y dicho esto, y después de cantar todos un poco (jajaja seguro que se os ha pegado), vamos a lo que nos interesa, que ya es hora, ¿no?

Imagen

 

Imagen

Para hacerla me basé en esta imagen de la película, el momentazo de los deshollinadores y el “Chim Chim Cher-ee” (canción que en mi casa se entendió como “chin chiminí” y así se cantará aquí toda la vida jajajaja).

Imagen

Y ahora un pequeño zoom para que veáis el monigote que me ha salido:

Imagen

El pobre más que deshollinador parece el jefe de una
tribu bailando sobre piedras ardientes jajaja

Ésta fue una completa locura de manicura, entre tantos tonos de azules oscuros al final yo misma me perdía y no distinguía el azul muy oscuro del negro. Una odisea para hacerla, de verdad, aunque ahora en las fotos veo que parece bastante sencilla y me imagino que no me creeréis jajaja.