Happy Halloween!

    Me gusta celebrar todo, cualquier excusa es buena. Y cuanta más gente participe, mejor. Es decir, que si es una fiesta a nivel mundial, sin duda alguna, ¡es la bomba! Esta tarde haremos cupcakes de calabaza o alguna receta que tenga que ver con esta fiesta, y veremos alguna película de la temática que toca, aun no sé cuál… ¡se admiten recomendaciones!Como no vamos a salir, no nos disfrazaremos, pero otros años sí que me he vestido de viuda negra, de yo misma sangrando por un mordisco en el cuello (jajaja) o de niña muerta viviente (con mandilón incluido, que fue una odisea encontrarlo de mi talla).

    Aun así, y como creo que era de esperar, me he hecho unas uñitas muy a la moda, una manicura de fantasmas al estilo ruffian, ¿qué os parece?

Imagen

   Es sencilla y rápida, y creo que está al alcance de cualquiera que quiera dar un toque de Halloween a sus uñas :)Sólo se necesita esmalte negro y blanco, y un buril o herramienta para hacer puntos. Si tenéis más maña, tiempo y/o ganas, también podéis ponerle expresión en los ojillos (de enfadado, de miedoso…) y boca (redonda de susto, de U invertida…). Para los que seáis más pro, unas líneas verticales y diagonales de color gris, pintadas en los bajos, darán el efecto perfecto de sábana en movimiento 🙂

¿Os atrevéis con ellas?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *