12 Cosas que hacen todas las adictas a los esmaltes

¡Me he divertido muchísimo preparando este post!

Resulta que me doy cuenta de que las amantes de los esmaltes seguimos ciertos patrones que, sí, curiosamente, se repiten más allá de las fronteras. Da igual que estemos en un país o en otro, que tengamos más o menos edad… si somos adictas a los esmaltes de uñas, vivimos todo este recopilatorio que veréis a continuación.

¿Me decís si acerté con todas?

 

¿Me dejé alguna reacción sin publicar? ¿Echáis de menos alguna?

12 Cosas que hacen todas las adictas a los esmaltes

 

1. Creer que con una capa de top coat matificante tu jefe será más suave

2. Tardar más en elegir esmalte de uñas que en comprar un coche nuevo

3. Captar a simple vista que alguien ha tocado tu colección de esmaltes

4. Escuchar a alguien decir “Prefiero no llevarlas pintadas” y no entender este estúpido y absurdo mundo

5. Tener tu color favorito repetido por si dejasen de fabricarlo de la noche a la mañana

6. Seguir en Instagram más cuentas sobre nail art que de amigos reales

7. Volverse una niña cuando llega un envío de esmaltes (“Nail Mail”, que lo llaman)

8. Diferenciar de un vistazo cuatro tonos prácticamente iguales

9. Pintarse las uñas y querer probarse otro color a los 5 minutos

10. Morirse lentamente cuando en tu nuevo trabajo no te dejan llevar las uñas pintadas

11. Girar los tarros de esmalte bajo un foco de luz para enamorarse más de su acabado

12. Enloquecer cuando tu amiga te enseña su nuevo holográfico y te dice cómo conseguirlo en oferta

(¡En 3 segundos haces cuentas sobre qué quieres, qué tienes y cuánto puedes gastar!)

 

A mí desde luego me representan sí o sí. Creo que cualquiera que me conozca me reconoce en todas y cada una de las situaciones jajaja ¡es lo que hay, chicas! Ay, no lo puedo evitar, me parto con estas imágenes una y otra vez.

¡¡Aunque lo peor es que me he dado cuenta de una cosa!!

¿¿De verdad es así como se me ve desde fuera?? jajaja

Únete a la colonia y recibe contenido exclusivo para mis Hormiguitas VIP

Recibirás newsletters especiales pensadas para ti, claves para las descargas, contenido exclusivo que no verá la luz en el blog ¡y además estarás en contacto directo conmigo para cualquier duda que te surja!


(Y tranquila, te mantendré a salvo, a mí tampoco me gusta el spam :D )

You have Successfully Subscribed!



  • Caluki Nails

    Jajajajaja ??? pues si, totalmente yo!! 12 de 12!! Sobretodo cuando llega un paquete nuevo a casa, jejeje
    Y sii, yo me hago la misma pregunta…. así se nos ve desde fuera? Pero oye, yo feliz!! ?? Somos 100% adictas!

    Muy gracioso el post ?
    Besitos guapa!

    • Jajaja pues claro, hay que disfrutar está sana adicción jajaj 😛

      ¡Me alegra que te haya hecho gracia! 😀 ¡Muchos besinos!

  • Jajajaja me parto, en especial con el 4,5 y 6 jajajaja
    Muy buen post Nati!

    • Jajaja te entiendo, mi favorito es el 4, ¡no puedo entenderlo!
      Mil gracias Sara, besinos

  • Me reconozco absolutamente en 3, 6 y 8!
    Estoy perdida!!!

    • Jajaja no hay manera, todas llevamos algo de adictas a los esmaltes en nuestro interior 😀

      Besinos

  • Jajajaja muy divertido… me temo q sí somos todas así! Un beso guapa

  • Me ha parecido muy divertido!!! aunque me pinto las uñas desde que tenía 14 años y ya apuntaba maneras mucho antes, no me gusta el nail art aunque lo veo muy artístico, pero gustarme… he de ser sincera y decir que no me gusta, pero sí las uñas pintadas, pero lisas, en el color que sea, pero lisas sin pegatinas, dibujitos ni nada, así es como me han gustado siempre, por eso nunca hablo de uñas en mi blog, porque las mías resultana aburridas en este mundo del nailart.

    Besos

    • Pues no te creas, Reme, a mí me encantan las uñas lisas y lasas, como suele decirse 🙂 Y espacio para swatches de esmaltes nuevos siempre nos gusta tener, y a mí personalmente me encanta visitarlos, ¡qué nunca se sabe cuándo podrás descubrirme un universo paralelo con una marca que desconocía hasta el momento! 😀
      Vamos, si es por eso, no lo dudes y anímate a enseñar tus uñas, que además, mira, desde los 14… Ya son años de experiencia, nos das un buen repaso a todas 🙂

      ¡Muchos besinos y gracias por pasarte, Reme!

  • Jajajaja son buenísimos!!! Me siento identificada con la mayoría, pero sobre todo, con el número 3. ¡No falla!!! Siempre que alguien me coge algún esmalte o me lo mueve, aunque sea un poquito, me doy cuenta! xDD

    • Oye, ¿por qué será eso? Que yo también tengo un radar y no sé de dónde lo he sacado jajajaja

      ¡Muchos besinos!

  • jaja, sí totalmente yo! Muy bueno, me has hecho reír ♥

    • ¡Me alegro muchísimo, esa era la intención!
      ¡Mmmmmuak tocaya mía!

  • Soy comedida, eh? me identifico con la 9 y la 11 : )

    • Comedida, sí, pero con la 9 ya te digo yo que tienes un problema jajajajaja qué insaciables somos 🙂

      ¡Muuuuchos besinos, Dianiiii!

  • Jajajaja coincido en toooodas, pero la 9 es la que más jajajaja y por desgracia, la 10 es cierta >.<

    Un besote!

    • Jajajaja la 9 no falla, es que lo queremos todo y eso no puede ser!! jajaj
      Abrazos, guapa

  • Skeleton nails

    totallllll! Todas menos la de elegir coche! jijiji

    • Jajaja tú tienes las cosas claras por lo que veo! 😀
      Abrazos

  • Vicenta Martinez

    Con la 6 es con la que más me identifico, principalmente me cree ig para el nail art 😉 Se nos ve un poco raritas hahaha. Muy gracioso el post. Besos

    • Ay Vicenta, es que Instagram es una locura con esto de las uñas, ¿verdad? Es imposible no caer…

      Gracias por dejarme tu huellita, ¡para mí es muy importante!
      Achuchones 🙂

  • Istarh

    Totalmente identificada XD Especialmente con la 5 (aunque con la purpurina de Flormar me pillaron :S) Y con la 10… aunque no fue por cambio de trabajo, si no por cambio de puesto 🙁 (ahora no me dejan llevar vaqueros ni pintarme las uñas de colores chulis…)

    ¡Besos!

    • Ooooh vaya chasco, ¿al menos es mejor puesto? Caray, ni vaqueros, ¡con lo socorridos y cómodos que son jaja! Yo también me identifiqué muchas veces con la 10, qué tristeza en el alma, qué dolor de corazón jajajaja

      Achuchones 🙂